La Docta recomienda

Te presentamos el primer concurso donde vos sos el protagonista! Grabá tu video contando una parte, una narración o imágenes de un hecho que hayan marcado tu vida y subilo a nuestra página ...

VER MAS
 


Formación: Uno a Uno

Curso Online
Acompañar con Arte

Inscripción abierta y continua

VER MAS

Formación: Uno a Uno

Curso Online
LA DIRECCIÓN DE LA CURA CON NIÑOS Y ADOLESCENTES

Inscripción abierta y continua

VER MAS

Programa de radio


Café Freud
Próximamente Tercer temporada (2017)
Escuchanos en vivo
y en directo por internet
los Jueves de 16:00 a 18:00 hrs

Encontrá los programas anteriores onilne:
VER MAS

Rayuelas Lacanianas

Violaine Fua Púppulo nos invita a recorrer los primeros 10 seminarios de Lacan más la única clase del seminario interrumpido del ’63, a la manera de Rayuela de Cortázar, haciendo pequeños saltos hacia adelante y hacia atrás. Nuevas reflexiones surgen del après-coup, nuevos enlaces con otros autores, algunos muy cerca del Psicoanálisis, otros en las antípodas.  Un texto necesario... ineludible.  

VER MAS  

Libro "Goces: disfrutar o padecer" de Benjamin Domb

El nuevo libro de Benjamin Domb, editado por La Docta Ignorancia VER MAS 

 

012345

Sheakespeare y lo umheimlich en español

Trabajo presentado en la Reunión Lacanoamericana de Psicoanálisis de Montevideo 2015.
Monica Visco Fernandes
Psicoanalista
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Momentos cruciales de un análisis.


Introducción
Lacan establece un trípode como condición de posibilidad para el advenimiento de un psicoanalista: el análisis personal, la supervisión y el trabajo teórico. Con el pase, estas se tornan necesarias más no suficientes.

El pase en el horizonte de la formación del psicoanalista, ofrece a todo aquel que termina su análisis, la posibilidad de someterse a esa experiencia, adonde será verificado en los testimonios de los postulantes, los pasajes fundamentales realizados en su análisis personal, principalmente la travesía del fantasma. Esa fue su primera teorización sobre el final. Mas tarde postula la segunda, en la que el énfasis va a estar en la verificación del advenimiento del deseo de analista, a partir del acto que lo inaugura e a la identificación a su invención, su Sinthome.

 

No creo que las dos teorizaciones se contrapongan, pero eso sería otra discusión.

Las introducciones permiten aclarar al lector respecto al tema sobre el cual versara el escrito. Vamos a explorar los puntos cruciales en la formación de un analista en su singularidad.

En el trabajo destacaré tres tiempos de recorrido del sujeto en el atravesamiento de su Rubicón: Falta, perdida y causa, y una pequeña nota para concluir.

Hare este recorrido con Shakespeare, que siempre estuvo presente en mi vida con su palabra, su texto, su ritmo en su idioma.

Voy a utilizar algunas de sus piezas que me ofrecerán trampolines o caminos para elaboraciones que franquearan pasajes fundamentales.

Falta
La primera pieza será Hamlet.
Trabaje este texto hasta la exhaustación por muchos años. Creo que todos aquí están familiarizados con la pieza. Sabemos con Lacan cuantos aspectos podríamos privilegiar en la lectura de esta obra.

Pero siguiendo el recorrido del sujeto, lo destacable esté en el encuentro con la madre devoradora, que no da lugar al hijo en su deseo, dejándolo a la deriva, imposibilitado de acceder a su propio deseo.

El padre, el ghost, le confiesa su impotencia frente a Gertrudes. El hijo queda entonces aprisionado al deseo de la madre, encontrando solo la salida cuando está herido de muerte.

Solo con su propia muerte Hamlet consigue cavar un agujero en la madre, y por in instante se apropia de su deseo y realiza su acto matando a Claudius. Con su muerte escribe la falta en la madre. Falta en el Otro necesaria para que el sujeto pueda advenir deseante.

Estamos hablando de dramaturgia, de los andamios y cimientos de una pieza que permiten que el sujeto localice el punto adonde su deseo está cautivo.

Del aprisionamiento en el deseo de la madre puede liberarse para vivir la tragedia de su deseo.

Perdida
Sobre la perdida trabajaremos con el Mercader de Venecia, texto elegido por Lacan para trabajar la libra de carne a ser perdida en el final del análisis, en su equivalencia la objeto a.

Recorto las escenas en que la perdida de que se trata es revelada por la letra de Shakespeare y que solo podrá ser leída en la lectura de la pieza en ingles. Como se verá más adelante.

Toda ellas tienen a Shylock como personaje central. El judío sufre todo tipo de humillaciones en la Venecia católica. Soporta todo y a todos con altivez. Se enorgullece del trazo que lo sitúa en la escena del mundo. Judío, significante que lo representa para el Otro.

La escena ocurre cuando su hija, el mayor tesoro, Jessica, lo traiciona enamorándose y huyendo con un cristiano. En la fuga lleva consigo todo el dinero y las preciosas joyas de su padre.

Shylock entra en colapso. Se desespera y lo vemos tambaleante, desamparado por las calles de Venecia llorando su pérdida.

No voy a transcribir las líneas del texto, pero llamo la atención a lo que es revelado por los significantes en la lectura del original.

Jew significa judío, significante amo que representa Shylock. Jewel , significa joya, su hija que va a representar como metáfora del objeto perdido. Jew y Jewel por homofonía se vuelven equivalentes en la escucha de un psicoanalista. Jew es Jewel. Algo se revela aquí mas allá del autor, un punto de estructura.

No es por las joyas que Shylock se lamenta. La perdida incide sobre el precioso judío en el. La caída del significante amo (jew) es sincrónica a la perdida de si como objeto en la hija (jewel).

Esa es la operación necesaria de ser escrita en el final del análisis.

En el mismo golpe la perdida se escribe del lado del significante, cuando el Otro aparecerá en su inconsistencia y del lado del objeto, barrando el goce que sustentaba el sujeto en el Otro.

Esta operación dice respecto a la simbolización de la castración y a la asunción del sujeto a su deseo.

Causa
Hablare del trabajo que realice sobre el nombre propio y el efecto que produjo.

En el seminario de la identificación lacan asocia el nombre propio al jeroglífico, al ideograma y a la letra. El esta relacionado con una marca, el trazo unario dice respecto a la cuestión del sujeto.

Este trabajo aparece al final del análisis cuando lo vemos reducido a restos.

Se reduce a una marca, vaciada del sentido que califico como siendo lo que hay propio del nombre. Letra sin significación, escrita en la brecha abierta de lo real que se abre frente al significante de la falta en el Otro.

Una formación del inconsciente, un sueño, me ofreció una llave para que una construcción pudiese ser realizada, vaciando el edificio sintomático que fijaba al sujeto en la exclusión.

El sueño: Mi hija acaba de nacer y recibe un nombre :JO-ANNA (yo- Anna)

A partir de este sueño un relámpago ilumina el agujero oscuro de su enigma. En la familia las otras hermanas tienen el fonema AN en el nombre. Que no es sin importancia: el nombre de la madre es ANN.

Este sueño y la elaboración que siguió, permitió el acceso a lo femenino que estaba impedido por el síntoma.

El nombre se fragmenta indicando la posición del sujeto en el fantasma.

La falta del fonema en el nombre propio, que antes excluía de la serie femenina de la familia, pierde el sentido que sustentaba su lugar en la novela familiar.

Deja como resto una letra, escrita de un vacio que toma valor de causa.

Esta operación permite la transformación del nombre propio en nombre

Para concluir
Concluyo con Shakespeare.
Hay un pasaje en Macbeth, en el final de la pieza, cuando el pregunta a las brujas quien conseguirá matarlo.

Ellas responden de forma enigmática: serás matado por un hombre que no nació de un vientre materno.

Tomo prestada esa indicación de un nacimiento fuera del vientre materno para afirmar que deberá ser por fuera del vientre materno que la invención de un nombre se puede dar.

Palabras nuevas que se articularan en anunciados, produciendo un nuevo decir.

Creo que para un psicoanalista hay un paso más: a partir de su decir, la autoría.

Monica Visco Fernandes
Outubro de 2015

Contactanos

 Email : ladoctaignorancia@gmail.com datafiscaldocta