Cuerpos (des) animados

cuerposdesanimados Cuerpos (des) animados 

de Irene Leonor Accarini

 

ISBN 978-987-45152-1-6

 

¿Qué es un cuerpo animado?
Cuando el cuerpo se hace ver, la visibilidad del cuerpo nos acerca su forma y lo que la forma desoculta, el cuerpo se hace ver y algo de él se transforma en signo, ante un otro el cuerpo adquiere rostro, mirada, voz,
marcha, presencia y la posibilidad de ausencia. La ausencia invierte el movimiento que liga al cuerpo con sus objetos, en la ausencia los objetos se alejan, caen, hienden el espacio estremeciendo al cuerpo.
Desde la clasificación aristotélica de los movimientos del alma que por la traslación, la alteración, el crecimiento y la corrupción, mueve al cuerpo; podemos pensar todas las figuras verbales que sostienen y
acompañan la animación de los cuerpos. Mientras un objeto se puede elevar a la dignidad de la Cosa en un movimiento metafórico, la libido conoce migraciones y recorre sin cesar los bordes de los orificios del cuerpo erógeno, los deseos se deslizan debajo de los significantes encerrados en las formas de los significados, mientras conservan su
rictus infantil en la equivocación del inconciente, el sujeto se mece en su fading y el yo saluda risueño a su otro en el espejo.

Los (des) animados del cuerpo nunca se ausentan ni olvidan de la buena forma, nunca se acostumbran a lo que no está disponible, evocan todo movimiento, retoman el tiempo de la fragmentación primera, del estallido de las imágenes, des- hacen el saber, descubren el Che- Voi? infatigable.
Cuando los cuerpos no marchan llega a la clínica psicoanalítica la pregunta, ¿cómo es posible subjetivar lo no perdido y lo no adquirido? De esto se trata en este libro.


Irene Accarini psicoanalista y artista visual nos devela a través de este libro su modo de hacer clínica.
La asiste en esta tarea, su formación y experiencia como psicoanalista y su recorrido por el universo del arte. Esta conexión que establece entre arte y psicoanálisis hace marca en su clínica.
Accarini sabe escuchar ese grito sordo, sabe ponerle un color y palabra a ese cuerpo que se “anima” y comienza a transitar estos modos tan diversos, tan únicos que le depara la existencia humana.
Irene Accarini sin perder de vista lo teórico y sostenida en la rigurosidad que exige la clínica nos afecta, a nosotros privilegiados lectores a la manera spinoziana con este texto.

 

Contactanos

 Email : ladoctaignorancia@gmail.com datafiscaldocta